Microcemento : Diseños recomendados para un piso.
microcemento

El microcemento se ha convertido, en los últimos tiempos, en un de los materiales más versátiles para la decoración del hogar. Es un material, de gran resistencia y adherencia, que se utiliza para el revestimiento de casi cualquier superficie, como: el hormigón, los azulejos, el gres, el yeso, el pladur, el metal, el plástico o el mármol, excepto la madera. Resulta sumamente ventajoso, al no tener que quitar el suelo que tengamos, en su acabado no presenta cortes y es resistente a las altas temperaturas. Se trata de un compuesto de cemento y polímeros, áridos, fibras y pigmentos colorantes. Se utiliza aplicando una capa de dos a tres milímetros de espesor, que, al no tener juntas, permite dar continuidad a las distintas estancias de la casa, incluso entre las paredes y el suelo.

El microcemento es una innovadora opción que, era habitual encontrarlo en comercios, hoy se adapta perfectamente a la decoración de los hogares más modernos, ya que se trata de un material capaz de transmitir sensación de comodidad, relax y amplitud. Es apto para cualquier tipo de decoración que combina muy bien con materiales materias nobles, como la madera. Lo podemos encontrar en mate, satinado o brillo, en una amplia gama de colores, siendo los más habituales los colores neutros: para dar sensación de calidez o colores que dan sensación de amplitud. Por ejemplo, lo podemos utilizar para crear una estética minimalista en una casa de campo, aportando un toque industrial. Son múltiples las posibilidades de decoración, tanto en los suelos y paredes interiores, como también en las zonas exteriores. Es idóneo para cualquier estancia del hogar, especialmente para las cocinas y baños, dónde la humedad es más elevada. Lo podemos encontrar liso, rugoso, con dibujos o imitando a la piedra, siendo los acabados lisos los más habituales. Al tratarse de un producto continuo y, con una gama de colores tan amplia, podemos afirmar, que no existen límites para este material. Se trata de un material impermeable, cuya instalación, es muy rápida y no se generan escombros durante la misma. Los suelos de microcemento son muy fáciles de mantener limpios, gracias a que no presentan juntas. Su limpieza y mantenimiento son muy sencillos, solo necesita utilizarse un tipo de detergente neutro, como el que usamos en la limpieza de los suelos de madera. Para conservar y proteger los suelos de microcemento, se aconseja aplicar cera de autobrillo, una vez al año.

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*