Cómo evitar manchas al aplicar el microcemento

El microcemento es una de las tendencias al alza dentro del ámbito de la creación de interiores y supone una de las formas más sencillas, baratas y cómodas de modificar espacios de los que ya estamos cansados o a los que queremos cambiar su imagen.

Una vez que nos ponemos manos a la obra para utilizar el microcemento para decorar una pared de un salón o de una habitación que deseemos, hay que tener en cuenta ciertas pautas.

Lo primero de todo es determinar que el microcemento, al ser un material tan versátil, puede cubrir una amplia variedad de superficies.

Así pues, su uso en azulejos es una posibilidad, pero es necesario que se aíslen las juntas de los azulejos, pues su nivel de absorción no es el mismo y podría presentar ciertos problemas. Las juntas suelen ser huecas y están por debajo del nivel del azulejo, por lo que se crearía un patrón en relieve que quizá no sea el resultado esperado. La buena noticia es que las irregularidades pueden lijarse si el desnivel no es muy profundo. Con una lijadora rotoorbital o con un guante de lijado profesional se pueden conseguir excelentes resultados.

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*