Errores comunes al comenzar a utilizar el microcemento

Errores comunes al comenzar a utilizar el microcemento

Errores comunes al comenzar a utilizar el microcemento

Los interesados en hacer reformas dentro de su casa cometen algunos errores básicos que señalan los fabricantes de microcemento, teniendo que sufrir luego algunas consecuencias, ante la falta de asesoramiento adecuado y la selección de un equipo altamente calificado para manipular y administrar el producto en los lugares donde se hace el revestimiento, como nuestra empresa Easyfloor.

Por ello, hemos decidido realizar una breve guía sobre los aspectos que las personas deben tomar en cuenta para elegir a la empresa fabricante de este novedoso material, que está siendo muy útil al momento de revestir superficie y tiene grandes beneficios en cuanto al diseño de interiores y la renovación de tus espacios comunes de convivencia.

Muchas veces los trabajos de revestimiento no resultan como el cliente se lo ha esperado, porque cometió algunos errores básicos al seleccionar a la empresa prestadora del servicio, al no cumplir con los cuidados correspondientes antes o después de la aplicación del producto, etc.

Contratar cualquier servicio de microcemento

El primer error es contratar a la primera empresa de microcemento que se te cruce por el camino. No debes hacerlo, porque perderás dinero. Lo que conviene es evaluar las propuestas de al menos dos empresas que llamen tu interés, atendiendo los consejos de algún diseñador de interiores o de tu propia intuición.

Lo más factible en estos casos, es revisar el catálogo con los trabajos que las empresas han hecho, atender a las recomendaciones de amigos sobre una empresa en específico, o como en el caso de nuestra empresa, revisar la impresión que los clientes manifiestan por internet sobre los fabricantes de microcemento como Easyfloor.

Si esto no te parece suficiente, entonces toma en cuenta los siguientes aspectos: la empresa debe mostrar otros trabajos previos que haya realizado para que veas el resultado, también será muy útil si te brinda múltiples posibilidades de diseño, como el uso de diferentes colores en el producto, igualmente, debe ofrecerte asesoría sobre cuál tipo de microcemento utilizar y los cuidados posteriores a la aplicación del producto, y por último, el factor precio siempre será determinante para que contrates o no a determinada empresa.

No hacer una evaluación sobre cuál producto aplicar

Otro error básico es pensar que cualquier fórmula de microcemento sirve para todas las superficies. Tienes que tener presente que el producto es muy versátil y ciertamente sirve para cualquier espacio, pero siempre hay unas pequeñas variaciones en la preparación y aplicación del mismo, dependiendo de la zona en donde se va a utilizar.

No es lo mismo revestir un piso que una pared, un mueble, una piscina, etc. Todo depende de la evaluación previa que debe hacerse para decidir la cantidad adecuada. De allí la importancia de este aspecto para conseguir un resultado positivo al aplicar el producto.

Utilizar productos químicos para pulir

De nada sirve haber elegido bien si no se tienen los cuidados correspondientes luego de la aplicación del microcemento. Es fundamental que usted tome en cuenta las recomendaciones que hacen los fabricantes de microcemento para cuidar y mantener la superficie revestida.

Una de ellas, es que no emplee productos químicos para pulir, ya que generalmente estas superficies solo necesitan agua y jabón para limpiarse y en casos más específicos, ceras de autobrillo. Recuerda que el material es de alta calidad y no necesita muchos cuidados, ya que la duración de su brillo es bastante alta.

Limpiar frecuentemente la zona revestida

El microcemento es un material de alta calidad que casi no se ensucia, dependiendo, claro está, del grado de utilidad que se le de. Así que si tu superficie es poco transitada, no necesita estar limpiando constantemente la zona y mucho menos con productos de alta concentración química.

Lo más usual es emplear agua y jabón, y de vez en cuando usar algo más concentrado como las ceras de autobrillo que mencionamos anteriormente, diluidas en agua para que no rompan la placa de protección que tiene el producto.

Aplicar el producto usted mismo

En la mayoría de los casos, es perjudicial que la persona decida aplicar el producto sin contar con la asesoría correspondiente, ya que de allí surgen todos los errores que hemos mencionado anteriormente, al no tener los cuidados necesarios y los conocimientos básicos para aplicar el producto.

Aunque el microcemento es de instalación sencilla, necesita de cierta técnica en su aplicación, que solo puede ofrecer un equipo de fabricantes calificados como el que nuestra empresa pone a su disposición.