La mejor forma de acertar al comprar microcemento.

El microcemento es un material muy utilizado últimamente en la construcción, especialmente en reformas de viviendas pues permite cubrir con un espesor realmente pequeño y sin la necesidad de producir escombros cualquier acabado que hubiera antes, a excepción de la madera. A pesar de que su uso se ha empezado a extender en los últimos años, no es nuevo. Sus componentes básicos son: cemento, pigmentos y resinas sintéticas, y se vienen combinando desde hace tiempo. Ahora bien, es cierto que se han empezado a aplicar en edificaciones y espacios donde antes reinaban otros materiales, principalmente en baños y cocinas de viviendas, debido a su infinita variedad de colores y porque al ser un material que no precisa de juntas la limpieza de los espacios resulta más fácil y su acabado es muy atractivo.

Es por lo tanto un material específico que requiere para cada situación de la mezcla precisa de sus componentes. Cuando tengamos que comprar microcemento es fundamental la calidad que compremos y donde lo compremos. Lo más aconsejable siempre es acudir a un distribuidor de la marca que queremos comprar. Pero, debemos saber que en la calidad y durabilidad del acabado final no influirá únicamente el microcemento que escojamos, sino también el soporte sobre el que se ejecute, el acabado final que le apliquemos para su sellado y el profesional que lo coloque. Es un material complejo que debe ser aplicado por expertos que no escatimen con los materiales y que posean la experiencia suficiente para encontrar el equilibrio entre flexibilidad y dureza que necesita el microcemento en cada caso. De esta manera evitaremos que pronto nos aparezcan patologías y tengamos un resultado desastroso. Por ejemplo, si no se coloca una malla de refuerzo de la manera adecuada con el paso del tiempo nuestra pared o nuestro suelo se agrietarán, y esto nos ocurrirá independientemente del microcemento que usemos. Por último, este material tiene la gran ventaja de que es rápido de aplicar, cuando se sabe ejecutar. Por eso podemos tener la sensación de que es un material barato, pero la realidad es que no lo es y ahorrar en la elección del microcemento será un grave error.

Por estas razones cuando vayamos a comprar microcemento debemos acudir a un distribuidor que con profesionalidad nos aconsejará cual debemos comprar, nos proporcionará las mallas de refuerzo y podrá aconsejarnos de los diferentes acabados que podemos aplicar para cada situación.

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*