Microhormigon: Características del material de moda.

Como no podía ser de otro modo, las innovaciones técnicas y materiales alcanzan también al muchas veces tradicional sector de la construcción. Los nuevos tiempos exigen nuevas soluciones y estas pasan casi necesariamente por la reducción de costes y la consecución de resultados más duraderos. El microhormigon es un material que cotiza al alza al ser cada vez más habitual tanto en las construcciones originales como en las reparaciones. Su principal virtud radica en la fortaleza que confiere a los suelos y la menor rugosidad de su superficie seca, dos elementos que, en opinión de muchos, lo convierten en un material de futuro.

El microhormigon se origina a través del microcemento fino, confiriendo una versatilidad inusual a este material. Ello permite su aplicación directa sobre las superficies que se desean reparar, por ejemplo suelos desgastados y paredes por alisar. No en vano, su uso comenzó a popularizarse cuando se descubrió que podía aplicarse sin los trastornos habituales del hormigón y el cemento convencionales, esto es, polvo, ruido y muchos desechos. Paralelamente, este material resulta entre un 40 y un 50% más ligero que el hormigón clásico, lo que redunda en un menor deterioro de los suelos a consecuencia del peso.

Como ya hemos comentado, las superficies trabajadas con este novedoso hormigón son mucho más lisas que el resto, reduciendo el llamado ‘efecto yeso’ en casi un 90%. La principal implicación de esta virtud es que se requiere menos trabajo para alisar por completo paredes y suelos, permitiendo trabajos más rápidos y con menor esfuerzo (algo que también redunda, obviamente, en menores costes). Por si esto fuera poco, sus características le confieren una gran dureza (el llamado ‘efecto diamante’) que dificulta considerablemente la aparición de ralladuras, arañazos o baches. La ausencia de fisuras también previene que el agua se filtre y deteriore la estructura y no requiere de la instalación de juntas.

Desde luego, las bondades del microhormigon no han pasado desapercibidas en el mundo del interiorismo y el diseño de viviendas. Cada vez son más las empresas que se sirven de este material para llevar a cabo intervenciones en inmuebles ya finalizados. A la no necesidad de maquinaria de obra y sus rápidos efectos se le suma la ausencia de mantenimiento. Con todo, no debería creerse que este material es de uso exclusivamente doméstico. Los locales comerciales, las industrias y hasta los pavimentos urbanos se sirven de él por sus óptimos resultados.

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*